Resultados electorales reflejan hartazgo del pueblo

Resultados electorales reflejan hartazgo del pueblo

El pueblo de México está harto de la situación que vive el país como consecuencia del pésimo gobierno de Enrique Peña Nieto.
Una demostración de este desprecio lo podemos apreciar en los resultados de las elecciones del cinco de junio en trece entidades de la república. El partido del presidente perdió casi todas las elecciones.
Inmerso en la corrupción, el sistema político mexicano, encabezado por Peña Nieto, no le da respiro a los cansados ciudadanos.
Ya no es sólo el tema de la inseguridad y la pobreza. Los mexicanos tampoco tienen acceso a un escenario electoral que les permita cambiar el régimen podrido que padecemos.
Inducción al voto mediante la intimidación, manipulación del aparato electoral, control de los medios e imposición de candidatos afines, son apenas unas de las mapachadas a las que recurre el sistema para perpetuarse.
Enrique Peña Nieto es el ejemplo perfecto de lo que no se debe hacer como funcionario público.
Su gobierno es complice de la ola de inseguridad que ahoga al país. Homicios, secuestros, extorsiones, libre tránsito de drogas son el pan nuestro de cada día para un pueblo sumido en la impotencia.
El drama de los mexicanos duele más cuando observamos el cinismo del presidente que no se explica por qué el pueblo “se encuentra de mal humor”.
Los mexicanos estamos de mal humor, señor presidente, porque somos gobernados por individuos como usted que bien harían en recoger tus cosas e irse a su casa donde no hagan tanto daño.