Magistrados se autorizan pensión vitalicia

Magistrados se autorizan pensión vitalicia

En un lamentable ejemplo de abuso de poder y falta de sensibilidad social, el pasado 2 de febrero los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Baja California se otorgaron una serie de privilegios salariales que desentonan completamente con la realidad económica que vive el país.

Los 17 magistrados se auto concedieron una pensión vitalicia y de paso se duplicaron el sueldo, de manera que al día de hoy los ingresos de cada uno de ellos sobrepasan los 200 mil pesos mensuales.
En el colmo de la desvergüenza y la sinrazón, los citados funcionarios decidieron que la pensión además de ser vitalicia para ellos también deberá abarcar a sus herederos menores d 25 años y sus viudas.
En su momento, cuando el presidente del Tribunal, Jorge Armando Vásquez, fue cuestionado por la autorización de estas pensiones, se limitó a responder que en su opinión la medida era “justa”.

Según la Constitución Política Mexicana, las pensiones sólo se otorgan por ley y no existe norma legislativa que les confiera a los magistrados el derecho a percibir el cien por ciento de su sueldo cuando se retiren.
Cabe aclarar que los magistrados sólo pensaron en ellos y no en sus colaboradores. De los salarios de los demás empleados de los juzgados ni se acordaron. Nadie en los tribunales, salvo los jefes, tiene derecho a pensión de retiro.

Y mientras los magistrados derrochan el presupuesto en sus sueldos, muchas veces en los tribunales no hay la papelería suficiente para su adecuado funcionamiento.

Como se ve, urge frenar la voracidad de estos funcionarios, tan preocupados por engordar sus bolsillos a costa de los recursos públicos.
Lo más lamentable de la situación consiste en saber que los tribunales de Baja California están en manos de personas carentes de solidaridad social cuyos apetitos por el dinero nos hacen dudar de su buen juicio a la hora de impartir justicia.